Premios Grenaches du Monde 2018

La edición de este año ha sido celebrada en la región vitivinícola de la Terra Alta, región con mucha presencia de esta variedad de vid, sobre todo la blanca, y que ha acogido la 6ª edición itinerante de Grenaches du Monde, donde la Tierra alta se transformó por unos días en la capital de la Garnacha. La garnacha es una variedad de origen ibérico, que se implantó muy rápidamente en los viñedos del Mediterráneo y se trata ahora mismo de la uva más presente en todo el mundo. Aquí en España hay plantadas unas 100.000 hectáreas, y que se localizan básicamente en Cataluña, Aragón, La Rioja, Navarra y Euskadi. Otros países mediterráneos donde se localiza viñas de garnacha son Francia (regiones de Rosselló, Languedoc, el Valle del Rhone y la Provenza), y en menor número en Portugal, Italia, Grecia, y fuera de Europa se encuentra en México, África del Sur, California, Chile y Australia.

La edición de 2018, ha superado el récord histórico de bodegas participantes. Han llegado cerca de 850 peticiones para concursar, desde su inicio en el año 2013, nacido del Consejo Interprofesional de los Vinos del Rosellón, el cual organizó el primer concurso dedicado exclusivamente a la garnacha. Esto ha supuesto un incremento del 23% respecto a la edición del 2017 y una evolución 130,5% en relación a las 364 referencias que se sometieron al jurado en su primera edición.

Cada año ha ido rodando y como un alud de garnachas se ha ido extendiendo por todo el mundo. En los últimos años ha sido el Rosellón, en Cerdeña (Italia) o en Campo de Borja (Aragón). Cada año, hay más productores participantes. Este año han llegado a la Tierra Alta vinos procedentes de España, Francia, Italia, Sudáfrica, Australia, Macedonia, Canadá, Estados Unidos, el Líbano o Grecia.

Finalmente decir que entre los premiados de este año ha dejado en el estado Español, 80 medallas de Oro, en concreto, los vinos españoles ganadores de la máxima distinción han sido 16 vinos, donde la garnacha estaba con coupage con otras variedades ( con un mínimo de un 51% de garnacha); y 64 vinos mono varietales (85% de esta variedad como mínimo).

Durante las jornadas del concurso, que tuvo lugar del 12 al 14 de abril de 2018, un jurado profesional constituido por un centenar de expertos internacionales entre compradores, sumilleres, enólogos y prescriptores del sector, evaluaron los vinos presentados en una edición de récord.

Ha habido un crecimiento general con claro acento español. Los elaboradores de garnacha españoles se han dado cuenta del potencial de promoción y difusión que supone obtener una buena calificación en el Grenaches du Monde. En esta última edición, de las 839 referencias a concurso, un total de 502 vinos procedían de España (seis de cada diez) y además con una evolución superior a la media (+ 60% respecto a la participación del 2017 y + 232% respecto de 2013). Y de estos 502 vinos españoles, 263 participantes son de Cataluña, repartidos entre las once Denominaciones de Origen del territorio catalán.

Francia figura como el segundo país en cuanto a vinos a concurso (178), seguido de Italia (153 referencias), en un certamen que ha contado con la presencia de vinos singulares del Líbano, Australia o Estados Unidos.

Los organizadores valoran el éxito obtenido por los vinos de Garnacha de la Terra Alta, donde sus bodegas se han volcado en la participación en este evento (148 muestras) y que han merecido 44 medallas, de las cuales 14 son de oro y 30 de plata.